domingo, 3 de abril de 2016

¿A DÓNDE VAN LOS DÍAS TRANSCURRIDOS? VII




VII
Al pueblo de Hazara.




Respiro

Me tomo los alientos que hay entre una vida y otra.

Es lo único que queda

Lo que logro encapsular en el camino por la muerte.

Todo sucede tan a prisa,

Apenas levanta uno la vista al aire

Y otro dardo es disparado

Con la mezquindad con que se dispara el atributo

El sueño,

La pocilga que se tiende cada vez que fallece un escritor.

Entre una vida y otra

Siempre habrá un resuello por recoger

Un lamento por coleccionar.

El cáñamo que se arrojó desde la infancia

Se va desmenuzando hasta quedar reducido a eso:

Otro aliento;

Es como si uno recogiera con nostalgia

Los fardos que van tirando a la vera del camino.

Nadie sabe quiénes son  sus dueños

Nadie  lo que llevan dentro.

Entre fardo y velas

Se va desmoronando la vida,

Lo que queda de su vaho.

El aliento puede ser el nuestro:

Una tímida esperanza empaquetada para la suerte de los que faltan por morir.







Follow by Email