domingo, 16 de junio de 2013

ALFEO





Entre dos aguas,

En ríos de piedra y viejos cristales

Busco tu cuerpo Aretusa,

Tu carta natal -esquina última-

Los tibios maderos de tu obstinación,

La lluvia de enzimas de tu cabellera de polen.


Entre bosques de perturbaciones,

En medio de flores selváticas

Busco –como un león Marino en el azul de la tarde-

Tu cintura de dulces presagios,

Tus hombros desnudos,

La huella ligera de tu pie de ciruelo.

Entre dos efusiones,

En medio de cañaverales y mirlos lascivos

Busco el abanico de tus senos orlados,

La sonrisa vertical de tus piernas de diosa.

Entre dos fuegos,

En ríos de caracoles y besos balsámicos

Busco tu boca Aretusa

La tibia palabra que me condena y sujeta,

Las bóvedas implacables de tus paraísos perdidos.





Follow by Email