domingo, 9 de agosto de 2015

EL DIABLO


XIX
EL DIABLO


…El lenguaje de la palma no es lenguaje
Por lo menos no articulado.
El lenguaje es inherente a ella.
Como el verde a la hoja.
El lenguaje
–Su vibración-
Mana de ella,
De su esencia,
Su substancia.

Es como un anillo
Como el oro o el mercurio de los Thelemitas.
El viento,
Su lenguaje,
No es,
No puede existir
Si ella no existe.
El lenguaje
Esa presencia,
La vibración de cuerdas y enramadas
Toma forma,
Se vuelve circular,
Cuando la palma es consciente de ella misma
Cuando tiene fe de sí.

Si la palma no tiene fe de sí,
Si no sabe que es,
Que permanece
Que regresa
No puede,
No debe existir un viento que la habite,                                                                                  
Que se vuelva verbo con el canto de los días.

La palma,
Su levitar en el fondo,
Su camino,
La ruta de sus años
Es posible porque como objeto
Como ente vivo
Requiere de un sujeto
De un hombre que la mire desde afuera.
Desde afuera ella existe,
Ella existe y se rumora.
De lo contrario es muda
(Ciega y muda)
Por lo menos en el plano de lo que preexiste…


Follow by Email