sábado, 19 de septiembre de 2015

EL JUICIO



XXVI
EL JUICIO


…Cada minuto,
En cada rueda que gira hacia las curvas de los relojes
Se emite el juicio del mago;
Señala con cifras oscuras
Los dígitos codificados en sus falanges de brujo.

Allí,
La realidad de la Tierra
Su desgracia de serpiente aguijoneada;
El hilo rojo que desciende por un bosque de espejos.
En esta Terra
Los hermanos se confrontan a diario
Hunden sus huesos,
                               Sus humeros,
Sobre las columnas del sol.

Invariablemente habrá entonces un juicio
Un señalar las cosas por su nombre
Sin eufemismos
                          Sin máscaras
                                               Sin dramaturgia;
Siempre el hijo y el padre enfrentados
Desterrando los oropeles del suelo
La muerte que se esconde en fosas comunes.
No hay sol en la patria del cuerno
Todo se tiñe de amaranto
De Quinoa roja.

El juicio es lo único que queda
Un trasegar lento como el pie de una espada
Cuerda
Horca
Lazo al cuello de los difuntos.
Muerte

                      No porvenir…

domingo, 13 de septiembre de 2015

EL SOL



XXIII
EL SOL



…Deshilvanar el agua
En la intimidad metalúrgica del fuego
Buscar su quanta
Su esencia más pequeña.
Deshilachar los ríos
Los afluentes
Desmenuzarlos hasta volverlos Fosforescencia,
             Cornisa
Sol
              Estrella negra.

Deshilvanar las sombras
El agua que corre entre la oscuridad del día
Beber de los afluentes del Nilo
Su laberinto de cuerdas
De horas.
Descoser el agua
Entrar en su principio
En su origen
Cuando antes de ser líquido
Era llama
Fuego
Hoguera húmeda de la noche.

Salivar en la orilla del Atrato, del Rogitama 
Mirar sus peces
Sus orillas, sus márgenes de pájaros
Su resurrección y su respiro.
Destejer los laberintos de los riachuelos,
De las ciénagas,
De los cenégales
Sumergirse en su muerte hasta quedar saciado
Abstraído de tanta lux
De tanta agua en los pulmones.

Morir en la quietud de las orillas
Vivir en la intimidad metalúrgica de sus frontones de tierra.
Quedarse tendido
Con el silencio que brota de la tarde
Mientras la boca se llena de diluvios
Y  los grandes aluviones nos hablan de otras cosas;
La realidad de lo que existe…   


Follow by Email