domingo, 21 de febrero de 2016

¿A DÓNDE VAN LOS DÍAS TRANSCURRIDOS? III





III


Al poeta Italiano
Gerardo Sangiorgio (1921-1993)



Y pensar que nada permanece

Que todo lo dicho es como una flecha arrojada al viento.

Que incluso las palabras son evanescentes

Frágiles ante los labios que las pronuncian

Pero que pudieron

(Debieron) callarlas.

Todo es fugaz:

La mano levantada

El puño aferrado
 
La boca hambrienta del deseo.

Nada queda:
 
Lo lógico es la impermanencia,

El ancla que se aferra a la muerte
 
Y a su vacío más puro.



Follow by Email