domingo, 13 de marzo de 2016

¿A DÓNDE VAN LOS DÍAS TRANSCURRIDOS? VI




VI



Las quince candelas que se van apagando

Asemejan la vida.

Cada candelabro es una historia,

Un ascender por el primer borrador de tu página de espejos.

El ir descendiendo por estos cristales

Supone cierta alegría inocente:

Uno va destejiendo retazos

Pequeños ardores de infancia y de juventud.

La madurez se torna sombría conforme avanzan las horas.

La llama del pábilo oscurece;

No por los años que desfilan entre montículos

Sino por el tapiz “racional” que le añadimos a lo que resta de camino.

Hay una vela que no se apaga nunca,

Que insiste en un eterno resplandor

Pese al frío que traen consigo las primeras lámparas del día.

Quizás sea la muerte

La flama del vacío más puro


Que fulgura junto a la llama que obstinada golpea a la puerta.

Follow by Email