martes, 15 de enero de 2013

ME LLAMO NOÉ-FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA DE MEDELLÍN




PAPIRO ESCRITO A ORILLAS DEL MAR DE GALILEA



XVIII

PAPIRO ESCRITO A ORILLAS

DEL MAR DE GALILEA






 Yo no escribo para complacer a los hombres de la tierra

Mi propósito en la vida

Consiste en escanciar

La ruta de los otros

Y hacer menos difícil el camino

En el vasto principado de las sombras.

Yo no vine a este planeta

A complacer a los hombres de los cielos

Mi reino no es de este mundo

Ni del otro tampoco:

La tierra a la Terra

La ceniza a la ceniza

Y el espíritu a la luz,

Esa es la trilogía más perfecta.

Como una lámpara rapsódica de conocimientos

Sé cosas tan pequeñas

Como la resurrección de los muertos,

 El libre albedrío

de multiplicar panes y peces;

cosas tan complejas

como lavar los pies a mis amigos,

quitar la lepra, sanar enfermos;

y lo que es peor para escribas y saduceos

contemplar por horas,

la belleza sugerente de los astros.

Yo no vine a estas estrellas

A complacer a los hombres del infierno.

Nada me conmueve tanto

Como el hombre por el hombre,

La quietud de los mercaderes de Sajonia,

El tenue batir de pescadores,

Sus redes oceánicas

Sobre las vastas cavilaciones del mar de Galilea.

Nada me consuela tanto

Como la absoluta belleza:

El ronroneo de la noche,

El canto de los ríos,

La polifonía de la lluvia

Bajo el rumor soterrado de las piedras.

Yo no escribo para complacer a los hombres de la tierra,


-Y no creo que todo esté perdido-:

Aún escucho la oración de las cebollas

Y sé que el universo es joven todavía;

Escucho el pájaro del aire

Que golpea con su música delgada

Los techos de Getsemaní y Jericó,

Y sé que su voz traerá buenas nuevas para el alma.

Haré de este lugar

Un paraíso para todos,

Construiré para mis hijos

Un mundo que esté vigente

En los planos absolutos de la nada,

Un reino que exista para todos

Y que ofrezca a sus viandantes

Un tibio leño donde reposar

La perennidad de las hogueras,

La música infinita de la muerte,

Los sortilegios fantásticos de la vida.

Follow by Email