domingo, 6 de marzo de 2016

¿A DÓNDE VAN LOS DÍAS TRANSCURRIDOS? V



V


Mi joven amada

Habla de lustros y de décadas

Como si se tratara de una flor abierta

A la lengua de una mariposa.

Es como si de su boca todo rejuveneciera,

Todo adquiriera el brillo del celofán

Para la navidad que aún no hemos tenido.

Mi joven amada me habla del invierno

Como si la hora del otoño estuviera aún distante.

Para ella no existen las partidas;

Nuestros hijos retozan sobre el árbol de la noche


Y los vientres desnudos aguardan el calor de una luna nueva.

Mi joven amada no sabe que cien años

Duran lo que un pábilo en la superficie de una lámpara.

Todo ha pasado para los dos.

                                                   Todo ha terminado para los dos.
Mi joven amada me abraza;

No sabe que se envejece


Mientras una hoja cae sobre el césped del solar.




Follow by Email