domingo, 14 de julio de 2013

ARES




ARES





Plegue por ti, Venus Afrodita,

Por los interminables peplos

Que caen sobre tus hombros de diosa.

Pluguiera por ti,

Por tus besos odorantes,

Por tus dedos perfumados,

Por el sexo inquebrantable de tu columna virgen.

Plegue por ti

-La del pubis sonrosado-


Quien ceñirá sobre mi cuerpo

El antídoto que libre

Mis manos de tus manos, 

Mis ojos de tus ojos,

Mi tacto de tu tacto.

Plegue por ti, Diosa del amor,

Porque mi razón no pierda su razón

Porque mi boca no quiebre tu boca,

Porque mi fuego no avasalle tu fuego.

Pluguiera por ti,

Pues siento, Venus Afrodita,

Que eres la derrota cantada por Apolo y la Sibila de Cumas.

Plegue el casco, la espada y el escudo

Para la ignominia del que se dice dios de las ciudades.

Pluguiera por ti, diosa de la espuma,

Mi boca, mis dedos, mis rodillas de guerrero

Ante la capitulación de un dios

Obnubilado por la fogosidad de tu cintura;

La perdición de los que sueñan la tranquilidad del paraíso.

























Follow by Email